Zumo natural de mandarina: una bebida saludable para tus hijos

De entre la gran variedad de frutas del mercado, el zumo natural de mandarina puede ser la opción ideal para tus niños, por sus múltiples propiedades beneficiosas y altamente recomendables en la alimentación infantil.

Una alternativa igual de nutritiva que las piezas de fruta son los zumos. Siempre que estos sean 100 % naturales, los beneficios para tus hijos serán los mismos que los de la fruta fresca, al ser zumo natural sin conservantes.

Como cítrico que es, la mandarina es rica en vitamina C, por lo que contiene grandes propiedades antioxidantes, muy recomendables en los primeros años de vida. Son una fuente natural de defensas para nuestro organismo, así que su consumo es ideal para evitar los temidos resfriados y catarros a los que los niños son más propensos.

También es cierto que, comparado con el zumo de naranja, el zumo de mandarina puede que tenga menor aporte de vitamina C, pero gracias a que tiene menos ácido cítrico, su sabor es más suave y atractivo para los niños. A pesar de su dulzor, cuando el jugo proviene solo de la fruta exprimida, su consumo es 100 % saludable, al contrario que otros zumos industriales, en los que el uso de azúcares añadidos puede causar un aumento de peso.

Las clementinas también son más ricas en hierro que las naranjas, por lo que son más indicadas para las etapas de crecimiento y desarrollo. Pero, por si estas propiedades fueran pocas, según un estudio de la Universidad de Valencia, el consumo de zumo de mandarina reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares en los niños, ya que ayuda a reducir el colesterol, el cual, debido a la mala alimentación, cada vez se presenta a edades más tempranas.

Junto a todo ello, el zumo natural de mandarina es muy refrescante, de manera que, además de sus propiedades saludables, nuestros niños no solo tienen que verlo como una bebida para el desayuno, sino que su consumo puede llegar a cualquier hora del día.

Existe, en el mercado, una gran variedad de zumos a nuestra disposición, pero a la hora de comprar zumo natural de mandarina hemos de tener en cuenta que no siempre el más barato es el más adecuado y, puesto que repercutirá en la salud de nuestros hijos, te recomendamos pagar un poco más a cambio de alimentarlos con zumos sin aditivos.

Afortunadamente, hay empresas especializadas en las que se emplea para la preparación de sus productos únicamente zumo 100 % exprimido, mediante un proceso industrial y de empaquetado que permite conservar más vitamina C que en otro tipo de zumos del mercado y con la garantía de que no se añaden agua, azúcar y otros tipos de ingredientes, más allá del zumo de fruta exprimido.